La seca de las coníferas (1º parte)

Cipreses

Cada día es más frecuente ver, en nuestro barrio o ciudad, coníferas que adquieren una tonalidad amarronada completa o parcialmente en alguna de sus ramas. Pueden aparecer en ejemplares aislados, en setos o en masas de varios individuos. Este problema puede deberse a varias causas que se pueden dar de forma aislada o varias de ellas al mismo tiempo. Las causas pueden ser:

  1. Hongos Phytophthora sp
  2. Hongos Seiridium cardinale o productores de chancros.
  3. Exceso de riego.
  4. Carencia de algún nutriente (Magnesio o hierro, posiblemente).

Pasemos a ver cada uno de estos casos:

  1. Hongo Phytophthora spp.

Síntomatología y daños: Es una enfermedad que afecta a un gran número de especies. Es muy habitual en setos deTuyas, Cipreses y en Leylandi. También afecta a otras Coníferas como Cedros, Juniperus, Ciprés de Lawson, Tejo, etc.

En este caso la enfermedad produce el marchitamiento de las hojas desde las ramas interiores del árbol hasta las puntas de las ramillas exteriores, dejando finalmente a la planta, con un color marrón generalizado. Esta sintomatología nos permite diagnosticar la enfermedad correctamente. Si queremos estar seguros, debemos enviar muestras a un laboratorio especializado nos permitirá acertar con el patógeno en cuestión.

El hongo comienza atacando las raíces secundarias encargadas de absorber el agua y los nutrientes, provocando su pudrición, para a continuación, invadir las raíces primarias o estructurales y finalmente, afectar a la base del tronco. Este hecho produce que las raíces se pudran y la planta termina muriendo.

Este patógeno vive en la tierra y cuando se dan las condiciones ideales coloniza las raíces y la zona del cuello de las plantas. El activador del hongo patógeno es el encharcamiento, el mal drenaje y grandes riegos.

Métodos de control: Lo más importante es evitar los riegos excesivos, dejando secar la superficie de tierra hasta que esté seca. Las coníferas están mucho más preparadas para aguantar la falta del agua que el exceso de ella, por lo que no es conveniente regar en exceso.

Preventivamente, si usted quiere evitar la entrada de este hongo en sus coníferas, aplique un tratamiento preventivo mensual con un fungicida contra Phytophthora en los meses de abril, mayo, julio y septiembre. El producto puede ser el Fosetil- Al u otros de la familia de los Benzimidazoles.

Si sus coníferas están altamente afectadas no existe un control químico eficaz, pero se puede intentar erradicar la enfermedad haciendo pulverizaciones sucesivas y mensuales, excepto en los meses de invierno, para que lleguen al cuello y raíz de la planta. En cambio con afecciones leves en la planta es muy probable la recuperación de la misma.

Para evitar la propagación del agente patógeno debemos cortar todas las partes afectadas y quemar todas las ramas y plantas muertas por Fitóftora. Si una vez muerta la planta por el hongo quiere plantar otra especie, le recomendamos que extraiga la tierra y rellene el hoyo con tierra no contaminada para posteriormente desinfectar la tierra extraída y evitar la propagación del agente patógeno. Si la planta afectada se encontraba en una maceta es recomendable desechar la tierra y desinfectar la maceta antes de plantar otra especie.

A veces, la problemática de las técnicas de aplicación de fitosanitarios convencionales (pulverizaciones), nos han llevado a la búsqueda de nuevos sistemas y técnicas que se encuentren a favor del medio ambiente, que impacten lo menos posible sobre éste y que preserven la salud de los aplicadores y los usuarios finales. Se han desarrollado para ello las técnicas de endoterapia que son capaces de prevenir o curar sin emitir ningún tipo de productos al ambiente, sino directamente al tronco de árbol.

En Planta Vertical podemos realizar estos tratamientos curativos o de prevención contra este patógeno. Si está interesado puede ponerse en contacto con nosotros a través de nuestra web: www.plantaverticaljardineria.com o a través de nuestro correo info@plantaverticaljardineria.com.

 

  1. Hongo Seiridium cardinale

Es una enfermedad frecuente, que produce graves daños, tanto en setos como en árboles aislados de coníferas. Afecta fundamentalmente a tronco y ramas mientras que la Phytophthora infecta sólo a las raíces. Las especies más afectadas son: Cupressus macrocarpa, Cupressus sempervirens Cupressocyparis leylandii. En menor medida afecta a Thuja spp., Juniperus spp., Chamaecyparis lawsoniana y Cryptomeria japonica.

Síntomatología y daños

Las esporas del hongo infectan a los árboles o setos por los cortes de poda, pequeñas grietas en la corteza, picaduras de insectos, etc. Es en este punto donde se forma el Chancro y la corteza se vuelve marrón-rojiza, se resquebraja y excreta resina. Raspando el tejido es rojizo en lugar de verde. Esta sintomatología nos puede hacer diagnosticar la enfermedad correctamente. La rama por encima del chancro se seca y toma una coloración pardo-rojiza.

Métodos de control: Lo mejor es la prevención con medidas como las siguientes:

  • Mantener los árboles bien cultivados, que estén fuertes y sanos. Una planta débil es presa fácil de insectos y hongos con lo que el abonado con abonos específicos para coníferas de liberación lenta produce el fortalecimento de las coníferas a lo largo del tiempo.
  • Aplicar preventivamente sobre todas las Cupresáceas del jardín un fungicida preventivo al inicio de la brotación en primavera, con repetición de recuerdo a los 22 días, otro más a finales de verano, e incluso, un cuarto tratamiento si el otoño es cálido y húmedo. De este modo protegeremos a la planta durante todo el año.

Una vez que determinemos que la planta ha sido afectada:

  1. Podaremos las partes atacadas (si son ramas) ya que son irrecuperables.
  2. Los chancros sobre troncos y ramas gruesas se pueden eliminar con una navaja afilada, raspando la superficie y aplicando después pasta desinfectante-cicatrizante.
  3. Aplicaremos fungicida intentando proteger lo demás.
  4. Regaremos y abonaremos la planta para vigorizarla.
  5. Limpiaremos y desinfectaremos las herramientas de poda o recorte empleadas en los árboles enfermos con alcohol o lejía para evitar la propagación del patógeno de planta en planta.

En Planta Vertical podemos realizar estos tratamientos curativos o de prevención como lucha contra este patógeno. Si está interesado puede ponerse en contacto con nosotros a través de nuestra web: www.plantaverticaljardineria.com o a través de nuestro correo info@plantaverticaljardineria.com.

 

Próximamente en el blog seguiremos con los siguientes puntos sobre:

  1. Exceso de riego.
  2. Carencia de algún nutriente (Magnesio o hierro, posiblemente).
Servicios relacionados: 
Asesoría de plagas, proyectos y ejecuciones Verdes
En el departamento de consultoría de PLANTA VERTICAL abarcamos todos los servicios que se pueden relacionar con las consultas técnicas y proyectos en...
Mantenimiento de jardines, poda de arboles en altura
Ofrecemos la posibilidad de crear su nuevo jardín, realizar una reparación en el que ya dispone o necesita realizarle actuaciones de mantenimiento. Si su jardín presenta plagas de picudo rojo, procesionaria del pino u otras, podemos solucionarlas.